EconomíaInversiónNoticias

Moody’s mejora la perspectiva de rating de Egipto

La agencia de calificación de riesgo cambió de estable para una perspectiva positiva de la nota crediticia del país árabe, motivada principalmente por el progreso en la implementación de reformas locales.

La agencia de calificación de riesgo Moody’s elevó la perspectiva de la nota de crédito de Egipto de estable para positiva, según informaciones de agencias de noticias internacionales. Para tomar la medida, la agencia tuvo en cuenta principalmente el progreso en la implementación del programa local de reformas apoyado por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y sus reflejos en el crecimiento económico y las finanzas públicas de Egipto.

El rating de largo plazo se mantuvo en B3, muy por debajo del grado de inversión, pero ahora con una perspectiva positiva y no más estable, lo que indica que un descenso es muy improbable, según un comunicado divulgado por Moody’s el martes (28) . Las notas de crédito dan indicaciones sobre la seguridad en invertir en el país y el riesgo de llevar calote al comprar sus títulos de deuda pública.

En cuanto a material divulgado, Moody’s informó que el progreso realizado en las reformas económicas proporcionó un grado de estabilidad financiera que no se veía en Egipto a principios de la década, lo que ayudó a compensar el riesgo de refinanciación de la deuda. La agencia subrayó que la economía diversificada y grande es un punto fuerte de Egipto, pero el alto endeudamiento, generando una fuerte carga de interés, es uno de los puntos débiles.

El país cerró en 2016 un acuerdo con el FMI para la liberación de préstamo de US $ 12 mil millones en tres años, teniendo como contrapartida la implementación de un programa de reformas para mejorar la economía. De aquí para allá, el gobierno ha tomado una serie de medidas para equilibrar las finanzas públicas y aumentar el interés de inversores extranjeros, como el recorte a los subsidios a los combustibles y servicios públicos y la fluctuación del cambio.

Moody’s hizo otras observaciones sobre la actual situación económica de Egipto, como los signos dados por el país de reforma en el ambiente de negocios. “Ofrecen la perspectiva de un camino de crecimiento sostenible e inclusivo, capaz de mejorar la competitividad y absorber la fuerza de trabajo en rápida expansión en el país”, indicó.

Según la agencia, el grado de estabilidad política conquistado parece sostenido. “Si se mantiene, el compromiso de las autoridades con la reforma tiene el potencial de conferir al perfil de crédito un grado de resiliencia a los choques económicos y de financiamiento, lo que podría sostener una clasificación más elevada”, afirmó Moody’s.

La agencia cree que la continuación de la reforma fiscal trae la perspectiva de retorno a superávits primarios sostenidos a partir del año fiscal 2018/2019, que termina en junio del año que viene, tras casi 20 años de déficit persistentes. “La naturaleza de las reformas es tal que los gastos del gobierno deben volverse más eficientes y previsibles en medio de los ciclos económicos y de precios de commodities”, afirmó Moody’s.

La agencia internacional cree que las reformas, combinadas con el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB), posibilitarán que la deuda del país, aunque siga elevada, caiga al 82% del PIB a finales de la década, de cerca del 86% en el año fiscal de 2018/19 y de un pico del 103,5% en el último año fiscal.

Artículos relacionados

Compruebe también

Close
Close